Conciencia ecológica, la filosofía de Verdecora



Minimizar nuestra huella sobre la Tierra se ha convertido en un objetivo prioritario. Algo imprescindible para garantizar la supervivencia de nuestro planeta a pesar del desarrollo humano. Lograrlo pasa por hacer de la conciencia ecológica parte de nuestra forma de vivir y de pensar. Una manera de lograr, con pequeños gestos individuales, entre todos un bien mayor: garantizar el equilibrio de nuestra naturaleza. Lejos de ser únicamente una filosofía, la conciencia ecológica es una auténtica manera de existir.
Somos amantes de la naturaleza. Y, por eso, la conciencia ecológica forma parte de nuestra manera de entender Verdecora. Una filosofía corporativa que aplicamos a nuestro día a día, haciendo de nuestros centros unos más respetuosos con el medioambiente. Nuestra forma, también, de demostrar que el progreso no está reñido con la sostenibilidad. Pero no solo eso. Nuestra conciencia ecológica también nos lleva a invitar a que, todos aquellos que visitan nuestras tiendas Verdecora, se sumen a ella. Un pequeño gesto que puede transformar la mentalidad de quienes, como nosotros, aman la naturaleza.

GESTOS ECOLÓGICOS, NUESTRA MANERA DE HACER REALIDAD NUESTRA CONCIENCIA ECOLÓGICA

El despertar de la conciencia ecológica es ya una realidad. El ser humano es cada vez más consciente de la imperiosa necesidad de proteger y cuidar el entorno en el que vive. Uno que, a pesar de todo, cuenta con recursos limitados y que se ve seriamente comprometido por la mano del hombre. Cada vez más, hemos tomado consciencia de lo vital que es minimizar nuestro impacto en el Planeta. De contar con gestos ecológicos que favorezcan cuidar del bien más preciado que tenemos. Una manera de entender el entorno que forma parte de nuestra manera de ser desde nuestros inicios.



La conciencia ecológica nos acompaña desde comenzamos nuestra andadura hace ya 25 años. Un hecho que se plasma en la concepción de nuestros centros. Cada una de nuestras tiendas no es solo un lugar agradable y bonito en el que sentir de cerca la naturaleza. Además de eso, cada uno de nuestros centros se ha construido para ser respetuoso con el medioambiente. Unos edificios sostenibles, en los que ha primado uno de los gestos ecológicos fundamentales: la eficiencia energética. Nuestros centros no solo están diseñados para aprovechar al máximo la luz natural. Además, cuentan con un sistema de iluminación LED que busca optimizar el uso de recursos naturales. Algo que también hemos implementado en nuestras instalaciones de aire acondicionado.

Nuestro centro Verdecora Arroyo M50 cuenta ya con un proyecto piloto que busca mejorar la eficiencia de este sistema de refrigeración. Gracias al uso de un sistema de domótica, se ha logrado mejorar su uso y procurar, así, el ahorro energético.

La recogida de agua de lluvia, uno de nuestros gestos ecológicos

Si bien el uso de la luz es clave en nuestra conciencia ecológica, no es nuestro único objetivo. Ser lo más autosuficientes posible es uno de los gestos ecológicos con los que concebimos cada una de nuestras tiendas desde sus inicios. Un argumento que no solo forma parte de nuestra conciencia ecológica sino que, además, nos empuja a adoptar constantemente nuevas formas de lograrlo.



Una de ellas es el proyecto que se lleva a cabo en Verdecora Málaga desde hace dos años, y que busca aprovechar uno de los recursos naturales claves: el agua. Gracias a la instalación de tanques en el exterior de nuestra tienda, es posible reciclar el agua de lluvia y abastecer las necesidades de riego de nuestro centro. Una iniciativa que nos ayuda a reducir el consumo de agua, uno de los bienes más comprometidos por las consecuencias del cambio climático.

Nuestro compromiso en la reducción de plásticos, otro de los gestos ecológicos Verdecora

La conciencia ecológica en torno al plástico es, quizás, uno de los gestos ecológicos que más ha interiorizado nuestra sociedad. Ser conscientes de que el destino de esos plásticos son los mares y océanos nos ha mentalizado de la necesidad de cuidar de ellos. Un hecho que se traduce en esa paulatina desaparición de este material artificial de nuestras vidas. Y, sobre todo, en uno de los objetos más rutinarios de nuestro día a día: las bolsas.



Por eso y como parte de nuestra conciencia ecológica, nuestras bolsas también han cambiado. No solo son de papel 100% reciclable. Añadido están impresas con una tinta natural, para que el procesado posterior del papel sea completamente ecológico. Con esa misma filosofía hemos creado nuestras bolsas de algodón que sustituyen a las tradicionales de rafia. Así, nuestras bolsas no solo serán las de uso recurrente de nuestros clientes. También podrán utilizarla en cualquier otro establecimiento.
No es en lo único que han cambiado nuestra papelería y accesorios. Nuestras cajas de regalo también han cambiado su gramaje para ser más sencillas de reciclar. Un hecho compartido con el papel de regalo kraft, completamente biodegradable, que sustituye al tradicional que incluía plástico.

CÓMO AYUDAR AL PLANETA EN VERDECORA

Pero, más allá de nuestra conciencia ecológica, queremos hacerte partícipe de ella. Una manera de poner nuestro granito de arena en la conservación de la naturaleza, para que cómo ayudar al Planeta sea todavía más sencillo.

Por esa razón, todos nuestros centros cuentan con puntos de reciclaje de pilas. Unos espacios a disposición de los clientes, y con los que queremos contagiar de nuestra filosofía. Pero no es lo único que ponemos a disposición de quienes nos visitan. Desde hace menos de un año, nuestros centros han puesto en marcha una acción ecológica y solidaria: la recogida de tapones de plástico. Un proyecto que comenzó en nuestro centro Verdecora Arroyo M50, y que se está implantando en el resto de nuestros centros.



Gracias a él, no solo logramos minimizar el impacto de los plásticos en el medioambiente. Además, esta recogida tiene una segunda lectura. Y es que su destino es apoyar determinadas causas sociales que necesitan recaudar fondos. Unas habitualmente destinadas a la infancia.

Campus Verdecora, nuestro proyecto de concienciación ecológica desde la infancia

Y dejamos para el final otra de nuestras herramientas de concienciación ecológica. Aunque está planteada como una actividad lúdica, busca concienciar desde la infancia en el respeto de la naturaleza. Campus Verdecora es una oportunidad perfecta para transformar y educar a los más pequeños. Una manera entretenida y didáctica de descubrir cómo ayudar al Planeta, y que esos gestos ecológicos formen parte de las nuevas generaciones. Nuestra actividad, que invita a participar de manera gratuita a todos los centros educativos, ayuda a educar en la naturaleza. Una manera de entender la necesidad de salvaguardar nuestro Planeta azul.

La mejor manera de que la conciencia ecológica no tenga que aprenderse sino que forme parte de los hombres y mujeres del mañana.